Crema de Zanahoria y Calabaza

  • Crema de Zanahoria
    Tradicional

  • Crema de Zanahoria
    y Puerros

  • Crema de Zanahoria
    y Calabaza

  • Crema de Zanahoria
    y Quesitos

  • Crema de Zanahoria
    Thermomix


  • "Crema de Zanahoria y Calabaza"

    Receta de Crema de Zanahoria y Calabaza


    Si quieres preparar un plato saludable y sabroso a la vez, te animamos a preparar esta crema de zanahoria y calabaza, una receta de verduras que se preparar de forma sencilla y siempre viene bien para cuidar nuestra dieta.

    Ingredientes:

    - 300 gramos de zanahorias
    - 300 gramos de calabaza
    - Una patata grande
    - Un puerro
    - Una cebolla
    - Aceite de oliva virgen
    - Agua
    - Sal
    - Pimienta molida




    Preparación:

    Vamos a elaborar con esta receta una crema de zanahoria a la que añadiremos calabaza para hacerla aún más completa y sabrosa. Como hacemos siempre, lo primero será pelar bien las zanahorias, lavarlas y trocearlas en rodajas que sean de un grosor más bien fino. Quitamos la piel y las pipas de la calabaza, la lavamos bien y troceamos en taquitos no muy gruesos. El puerro lo cortamos para quedarnos con la parte que se utiliza, se lava bien y se trocea. Y con la patata la lavamos primero y luego pelamos y troceamos.

    Con todas las verduras ya peladas, lavadas y troceadas, vamos a ponerlas en una cacerola con un chorrito de aceite de oliva virgen, y a fuego suave vamos a saltearlas un poco, agregando sal para que se pochen mejor. Dejamos dos o tres minutos salteando y removiendo y después agregamos agua en la cacerola, de forma que queden todas las verduras cubiertas totalmente por el agua. Otra opción es usar caldo de verduras o de pollo, para darle un mayor sabor a la crema de zanahoria y calabaza.

    Dejamos que comience a hervir, y entonces bajamos el fuego y lo dejamos a media intensidad, y cocinaremos las verduras unos 20 minutos, tiempo tras el que deben quedarnos bien tiernos los ingredientes. Pinchamos con un tenedor o cuchillo para comprobar que ya podemos retirar del fuego la cacerola, para no dejar los trozos duros, sobre todo los de patata que son los que más tardan en ablandarse, y por eso siempre es interesante cortarlas en trozos pequeños a la hora de cocinarlas.


    Y una vez que tengamos listas las verduras, apagamos el fuego y vamos a retirar la mitad del caldo aproximadamente, que dejaremos reservado. Con una batidora vamos a pasar el caldo restante y las verduras, hasta que nos quede una crema bien uniforme y cremosa, para lo que os recomendamos echarlo todo previamente en un vaso de batidora y batirlo ahí. Corregimos el punto de sal y agregamos pimienta recién molida al gusto, y con el caldo que reservamos al inicio, podemos ir agregándolo por si nos ha quedado demasiado espesa la crema, hasta dejarla a nuestro gusto. Y ya quedaría lista para servir, aunque también se puede comer fría en lugar de caliente.